Saltar al contenido

Cómo mejorar el clima labora y lograr ¡una atmósfera positiva!

  • por
building construction site work
Cómo mejorar el clima labora y lograr ¡una atmósfera positiva!
¡Me gustaba el trabajo pero me he ido por el ambiente! Uno de los aspectos que más tienen en cuenta las personas a la hora de trabajar en una empresa es que haya un ambiente de trabajo agradable. Al menos así lo desvela el último estudio de employer brand realizado por una conocida empresa de servicios de recursos humanos. Haz la prueba.
Pregunta a cualquier candidato en entrevista sobre qué mínimos necesitan para trabajar en una organización. Muy probablemente la respuesta vaya en línea de que haya respeto, buena comunicación entre compañeros, el jefe sea una persona abierta y con la que se puede hablar,…. O directamente la respuesta sea “¡que haya buen ambiente!”. Otro mínimo suele ser las posibilidades de desarrollo. Ahora quizá te estés preguntando: ¿cómo puedo mejorar el ambiente o el clima laboral?

Hacer un diagnóstico.
Lo primero es saber el punto de partida. Es como ir al médico a una revisión y el informe posterior con los niveles que tenemos de azúcar, colesterol, visión, audición,… Se conoce como un estudio de clima laboral. Cada vez que lo hago, lo analizo, plasmo gráficos y acciones que deberían llevarse a cabo en el informe.

Dar reconocimiento
A veces es cuestión simplemente dar las gracias por el trabajo bien hecho, decir que apreciamos el esfuerzo que alguien ha hecho o que estamos contentos en cómo han resuelto alguna dificultad de día a día. Está demostrado que este tipo de mensajes genera un sentimiento de valoración, mejora la satisfacción de los trabajadores, y por lo tanto, su implicación y productividad.

Preguntar y Escuchar
En ocasiones algunas personas se limitan a dar órdenes pensando que esto es lo que han de hacer por el cargo que ocupan y no, esto no va así. En general, no nos gusta que nos digan lo que tenemos que hacer. De hecho una de las primeras palabras que pronunciamos de niños es “no”. Esto es para poner límites, para reaccionar ante la autoridad de nuestros padres o tutores y porque deseamos actuar con cierta libertad y autonomía. En lugar de mandar, pregunta a la persona qué propone como solución con un:
– y, ¿tú, qué propones?
– ¿qué podemos hacer?
– ¿cómo lo resolvemos?
– ¿qué te parece si…?
– ¿me gustaría saber cómo te organizarás la mañana?

O si quieres ir más allá como director de la empresa o de departamento, reserva un hueco para hablar con tu equipo. Cítalos individualmente a algún almuerzo o espacio informal y neutro (no en tu despacho) y pregúntales:
¿Cómo estás?
¿Qué balance haces de tu trayectoria en la empresa?
¿Cuál dirías que es tu nivel de satisfacción en la misma?
¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo y la organización?
¿Qué tres cosas te gustaría ver más en tu día a día?

Hablar con educación
Es un básico que podemos pensar que lo tenemos presente pero.. ¡ais! ¿qué ocurre cuando vamos estresados o con prisas? O en función de las costumbres que ya hemos adquirido trabajando y ese “siempre se ha hecho así”. Los que somos padres se lo recordamos a nuestros hijos sí pero no quiere decir que prediquemos con el ejemplo. Más por favor, gracias, lo siento así como saludar dando los buenos días, buenas tardes o buenas noches cuando nos cruzamos con otra persona o una sonrisa mirando a los ojos.

Sonreír
Sencillo sí. Sonreír. Acción que tiene múltiples beneficios y como dicen algunas frases: “Se necesitan cuarenta músculos para arrugar una frente pero sólo quince para sonreír”. Swami Sivananda. “Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada”. William Shakespeare. “La sonrisa es una bienvenida universal”. Max Eastman. “Sonríe: es una terapia gratuita”. Doug Horton. De los beneficios, a parte de conectarnos con los demás, pues reduce el estrés, mejora la respuesta inmune, libera endorfinas que ayudan a modular el dolor, reduce la presión arterial y activa la circulación sanguínea aumentando la oxigenación de la sangre,… ¿sigo?

Cuidar lo sensorial
Hacemos referencia a lo que se conoce como factores ambientales o ergonomía ambiental: tema orden, limpieza, iluminación, temperatura, humedad, ventilación. En este apartado, también podemos ayudarnos de la decoración para lograr un lugar de trabajo agradable: Plantas, colores, arte de pared, accesorios de escritorio, mobiliario,…

Comunicar
Podría ser que alguien no sepa que Juan está de permiso de paternidad porque acaba de ser papá o que Julia ha ascendido y ya no está en administración o que se ha incorporado una nueva compañera. Establece canales de comunicación interna: tablón de comunicaciones, portal del empleado, correo electrónico, reuniones, CRM, chat interno, eventos sociales, buzón de sugerencias. O otra cuestión: ¿Sabrían todos en tu organización cuáles son la misión, visión y valores de la organización?

Remunerar económicamente y otros básicos
Parece obvio pero sería la primera vez que escucho que le han pedido a alguien que vaya a hacer una “pruebecita” y tienen a la persona toda la mañana o incluso varios días y por supuesto, cuando acaba adiós muy buenas y sin cobrar. Parece de tiempos atrás y aunque cada vez menos, estas prácticas abusiva e ilegales todavía ocurren. Y… bueno, me voy a los súper básicos: Desde el primer día con contrato, de alta en Seguridad social y remunerado. Lo ideal para las nuevas incorporaciones es contar con un plan de onboarding. “No existe salario que compense un mal clima laboral”.

Facilitar la conciliación de la vida personal y familiar.
Esto es parte de esa remuneración no económica y que contribuye a un buen ambiente laboral. Atiende a los permisos remunerados o no remunerados, sé flexible para solicitudes de acabar antes, cogerse una tarde o teletrabajar, tanto si tiene hijos como si no, todos necesitamos conciliar. Puedes incluso establecer un plan de conciliación laboral.

Fomentar la motivación y las relaciones
Permite conversaciones entre los trabajadores. Ofrece formación y desarrollo profesional. Sorpréndelos con alguna actividad outdoor o de teambuilding. Mantén una reunión con ellos en torno a La Atmósfera Positiva para que indiquen qué necesitan.
“Si quieres ir rápido, camina solo, si quieres llegar lejos, ve acompañado”
Te acompaño en mejorar el clima laboral y lograr ¡una atmósfera positiva!

Verónica Carrascosa
Embajadora y Trainer Oficial de Mapstell en España
veronica@veronicacarrascosa.com
Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.